Oportunidades

Por: Rolando J. Vivas

Durante el 2020, en pleno apogeo de la pandemia por el COVID, las tiendas de conveniencia perdieron su gran oportunidad de convertirse en sitios de verdadera conveniencia e incrementar de forma monumental su oferta de productos a los clientes, de igual forma perdieron la oportunidad de reforzar su negocio y volverse como diría el escritor Nassim Nicholas Taleb, “anti frágiles”, cómo han hecho muchos comercios en China, en dónde la digitalización del comercio, ha permitido una ágil recuperación, la vida, en lugar de un modelo tradicional de aprendizaje, nos aplica un modelo disruptivo, en el cuál, primero nos pone a prueba y después nos enseña la lección, así, negocios como los restaurantes y farmacias, que ya tenían adelanto en éstos modelos, aplicaron de mejor forma los aprendizajes tras el gran examen, la llegada de la pandemia, así, muchos negocios de comida, rápidamente adoptaron modelos de entrega a domicilio, siguiendo la ruta bien establecida por empresas como Domino’s, y así, las farmacias invirtieron más en su modelo de entrega a domicilio, modelo con el que habían operado de forma tímida hasta antes del 2020, incluso jugadores nuevos como Rappi, DiDi Food y Uber Eats se pusieron a las órdenes para impulsar el cambio.

Pero la oportunidad para empresas cómo 7 Eleven u Oxxo, se presentó de una forma más generosa, aunque ninguno de los dos la supieron ver, 7 Eleven con sus fuerza comercial al mayoreo u Oxxo, con su deseo de competir con los grandes autoservicios, ninguno pudo ver la oportunidad que se presentó a lo largo del año, oportunidad incluso mayor que la que pudieron tener los grandes autoservicios, que ya luchan en otro nivel con empresas como Amazon o Walmart, quienes aún buscan cómo operar mejor la logística de última milla o último kilómetro, la que debió ser fácil de resolver para las hoy, tiendas de conveniencia por su localización geográfica y mayor penetración en las colonias, lo que les hubiera convertido en un “milagro” de empresa surgido de la crisis, y no el ser parte del parte del panorama desolador de las tiendas que han tenido que cerrar sus puertas como parte de las restricciones y confinamientos durante la pandemia.

China ha manejado de manera prodigiosa el nuevo modelo online-offline, que ha servido para no “matar” las tiendas físicas, fortaleciéndolas mediante una plataforma en internet, basta imaginar una plataforma en línea con el mismo número o más de artículos que un autoservicio, a nombre de Oxxo o 7 Eleven, que pudieran ser entregados a domicilio o entregados en tienda sin que el cliente tuviera que bajar del auto, eso sin duda hubiera hecho más por extender el negocio para un Oxxo, de los que sus tiendas Bara o su Super Oxxo han hecho en décadas, con resultados poco alentadores y bastante desorientados o sin mucho futuro.

Cada vez se vuelve más claro que el modelo de “cola larga” dominará el comercio y otros sectores, con empresas como Amazon, con inventarios infinitos, poniendo énfasis en la variedad y usando el modelo online-offline, como la nueva conveniencia, en una era de obsolescencia acelerada que sólo pareciera estar entiendo Walmart, y que amenaza con poner fin a las tiendas físicas de modelo tradicional cómo las hemos conocido, la visión a largo plazo que empresas como Amazon o Walmart parecen tener, y que llegara en unos años, será la de una plataforma desde dónde el cliente pedirá desde su teléfono móvil o dispositivo a internet, a cualquier hora del día, esperando su pedido en casa de forma inmediata a las puertas de su hogar.

Antes de Amazon, si queríamos comprar un libro, teníamos que conformarnos con lo que estuviera disponible en la tienda de libros, o fincar un pedido especial, y esperar semanas a que el pedido especial llegara, si estaba disponible, eso hacía que muchos clientes se confirmarán con lo disponible, hoy en día no es así, si no hay disponibilidad en la tienda física, está Amazon o Mercado Libre, o muchos otros, y la variedad es inmensa, así, el futuro del negocio depende de la variedad y de la disponibilidad inmediata, lo que hará que las empresas cada vez venderán menos de muchos más artículos, lo que pondrá “contra las cuerdas” a la conveniencia, cuya base es vender mucho de pocos artículos, por lo que Oxxo y 7 Eleven se verán en la necesidad de poner a disposición de sus clientes catálogos miles de veces más grandes que los actuales, de forma virtual, y de entrega inmediata en el hogar, para sus clientes, evitando que éstos salgan de sus casas, requieran efectivo, hagan filas cuando la segunda caja no abre y así no se corra peligro de contagio con aglomeraciones de clientes en un espacio pequeño como los son éstas tiendas, y la razón principal por la que el flujo de clientes les ha disminuido dramáticamente éste año, es cuestión de muy poco tiempo para que estás tiendas se reinventen o sucumban para siempre.

Advertisement