Por: Rolando J. Vivas

La muy trágica aventura llamada COVID, que empezamos a vivir en México en éstas fechas, el año pasado, está aún lejos de su terminación, me llama mucho la atención que varios países en el mundo, y estados en el país, estén buscando de forma apresurada legislar de forma obligatoria el uso de cubre bocas, y es que la aparente baja de contagios y el inicio de los programas de vacunación van a generar una sobredosis de confianza en la gente y eso pudiera derivar en un drástico incremento en los contagios una vez más, considerando que los contagios tomaron fuerza y se volvieron exponenciales en el mes de Marzo, en que la gente sale más por el clima más conveniente y el período vacacional, el impulso por tal movilidad que pudieran tener los contagios podría ser mucho peor al que vivimos en el mes de Enero.

Ésto aún no termina, ya veremos si somos capaces de aprender la lección del año pasado, no se trata de se fatalistas, pero si de no exceder la confianza y estar preparados, en ocasiones un poco de paranoia es lo que nos sigue manteniendo a flote.

Advertisement