Por: Rolando J. Vivas

John Lydon suele “morder” muy rápidamente el anzuelo populista. Apoyó el Brexit, y apoyó a Donald Trump. Ese populismo que narra esa época batalla entre “el pueblo contra las elites”, es algo que le fascina. Lydon no sabe mucho de política. Tampoco sabía de música cuando empezó su carrera. En los 70s, Lydon era conocido como Johnny Rotten, y era el “vocalista” de los Sex Pistols. Lydon no fue reclutado por su talento para cantar. La banda buscaba alguien que fuera con la imagen de la banda, Lydon, fue el primer chico que llegó con eñ cabello corto.

Malcolm McLaren “ensambló” a los Sex Pistols. Para McLaren, era más importante la “imagen que la música”. Era obvio, McLaren era socio de la diseñadora Vivienne Westwood, ambos eran dueños de la tienda de ropa SEX. La intención de McLaren y de Westwood era usar al grupo para imponer una moda (que llamaban “anti moda”, ¿Bastante anti sistema no?) Y vender ropa (para McLaren y para Westwood, el punk rock siempre fue una fachada para vender ropa). Los Sex Pistols echaron de la banda a Glen Matlock, el único músico de la banda. Después de la salida de Matlock, los Sex Pistols no volvieron a grabar otro disco, Matlock había sido el principal compositor de los temas del disco Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols. Después de la salida de Matlock, la banda sólo fue capaz de componer un par de temas más.

Los Sex Pistols fueron una gran tomada de pelo. Sólo fueron capaces de grabar un disco. Steve Jones, el guitarrista de la banda tomó la guitarra apenas unos meses antes de la formación del grupo. Luego de botar a Matlock, McLaren trajo a Sid Vicious, un joven que no sabía tocar el bajo (así los SP declaraban que la música no era lo que les interesaba, sino el caos), pero que vivía al pie de la letra el estilo de vida que McLaren pretendía vender, y que había al resto de la banda actuar. “La imagen antes que la música”, dictaba McLaren, los chicos obedecían. John Lydon usaba una camisa que decía “I Hate Pink Floyd”, la realidad es que Lydon amaba bandas no muy “punks” como CAN, Magma y Van der Graff Generator, la realidad era que a Lydon no le gustaba el punk rock, ni los Ramones, él sólo ejecutaba el rol que le había impuesto McLaren. Steve Jones ha señalado en varias ocasiones que su banda favorita son los Steely Dan (verdaderos rebeldes musicales) Después de la salida de Matlock los Sex Pistols perdieron toda credibilidad musical, eran ya personajes grotescos con cero creatividad artística a las órdenes de McLaren. Sensacionalismo puro.

John Lydon declaró recientemente que nunca pensó ver el día en que la “derecha política” fueran “cool” y los que lucharán contra el “status quo”. Algo que parece haber emocionado tanto a Elon Musk que retwiteó la declaración. Sería gracioso pensar que alguien como John Lydon piense que Donald Trump es “punk”, o que va en contra del status quo (un multi millonario, estrella de un reality show, que se ha declarado declarado quiebra varias veces para ser rescatado, es algo muy “anti sistema”. Después de todo, Lydon, cuando era Johnny Rotten, cantaba sobre anarquía, sin saber que era la anarquía. El mismo John Lydon que hizo un comercial de televisión de mantequilla Country Life por 8 millones de dólares, muy “anti sistema”.

Es triste y absurdo a la vez que Elon Musk use una declaración de John Lydon, para tratar de reforzar el relato de que la “ultra derecha” es la nueva corriente “anti sistema” remplazando a la izquierda política. Una señala de un Elon Musk tratando de convencerse a sí mismo de su supuesto “cambio” de los Demócratas, por quienes señala haber votado toda su vida, a los Republicanos, por quienes recientemente señala haber convertido en su nueva preferencia política. Extraño que Musk use a Lydon para reforzar sus convicciones cuando Lydon jamás fue un sujeto de izquierda (más bien un chico católico, con un matrimonio de más de 40 años que hacía un papel en una novela escrita por McLaren). Lydon ya ha declarado antes su respeto y admiración hacia la monarquía inglesa. Eso de “God Save The Queen”. Era sólo parte del show, era “Johnny Rotten”, un personaje creado por McLaren, no era John Lydon, era la “gran estafa del rock n roll”, era un sencillo editado por Virgin Records, sello del multi millonario Richard Branson, no era un tema underground editado por parte de los Damned o los Crass en algún oscuro sello independiente. El disco Never Mind The Bollocks, seria producido ni más ni menos que por Chris Thomas, ingeniero y productor que había trabajado con los Beatles, Pink Floyd, Roxy Music y los Badfinger.

Los Sex Pistols fueron una banda prefabricada, tan prefabricada como las “Boys band” de hoy en día. Títeres a las órdenes de McLaren, a quien la música no le interesaba y sólo usaba la imagen para causar sensacionalismo y así ganar dinero fácil. Si alguien quisiera buscar realmente la verdadera naturaleza rebelde del punk rock, debería buscar a bandas como los Damned, como los Crass, The Ex o como The Clash. No es casualidad que los Sex Pistols hicieran versiones de temas de los Monkees. Al final, eran una creación comercial del mismo tipo, hecha para aprovechar y explotar comercialmente una movimiento que otras bandas habían iniciado con anterioridad, los Sex Pistols sólo robaron la chapa del movimiento y la explotaron descaradamente. Y lo seguirán haciendo. ¿Una serie de los Sex Pistols? ¿En Disney Channel? La estafa sigue. ¿Elon Musk estaría viendo Pistols en el canal de la empresa “progresista” Disney?

El primer sencillo de punk rock grabado, sigue siendo el New Rose de los Damned. El primer disco de punk rock grabado, sigue siendo el debut de los Damned. Pero para los Damned, se trataba primero de la música. La imagen y el caos eran secundarios. No por nada el el llamado “documental” de los Sex Pistols se titulaba ” La Gran Estafa del Rock N Roll”. Esa gran estafa que al día de hoy, pensaba que sólo Sid Vicious se había creído, y con fatales consecuencias. Pero hoy sé, que Elon Musk también se la creyó, o trata de estafarnos con ella. ¿El “hombre más rico del mundo” es anti sistema? ¿Un personaje cuyos padres se beneficiaron del Apartheid es anti sistema? Como Johnny Rotten, Musk sólo interpreta un papel, y al final, preguntará a sus seguidores, al igual que Johnny Rotten “¿No sienten que han sido estafados?”